Ruta de los Indianos por las parroquias

Ruta de los Indianos por las Parroquias

Cuando los primeros emigrantes comenzaron a regresar, levantaron viviendas de un estilo muy diverso aunque inconfundible.
Trajeron una arquitectura cosmopolita que se insertó de forma llamativa entre las casas tradicionales, para simbolizar el triunfo y el éxito conseguido fuera. Son viviendas cómodas, amplias, abiertas al exterior, con nuevas formas y materiales que hablan de riqueza, sofisticación y formas de vida urbanas, con elegantes adornos en las fachadas; jardines exuberantes y con reminiscencias tropicales, donde no faltan palmeras, magnolios, camelias y vallas de forja que sustituyen los viejos muros y portalones.

Granja Pedro Murias

El segundo itinerario de la ruta de La Huella Indiana debuta en la Granja-escuela Pedro Murias, claro ejemplo del mecenazgo que ejercieron numerosos emigrantes gallegos en sus municipios de origen. Aún hoy, la escuela funciona y albergar una escuela de capacitación agropecuaria, tal como había dispuesto Pedro Murias.

Casa de Don Inocencio

Es el icono arquitectónico de Rinlo. Fue ordenada levantar en 1912 por Inocencio Aguiar López.
Por ser el punto más elevado de Rinlo y estar situado en las cercanías de la línea de costa, el mirador de la Casa de don Inocencio fue utilizado como faro, siendo el primer faro del Cantábrico instalado en un inmueble privado.
 

Casa Torre Maseda

Construida en 1924 por orden de Ramón Maseda Villamil, esta casona se alza junto al vial (la actual carretera N-634), con un espacio intermedio a modo de acera “privada”. Cabe destacar la presencia de una palmera de gran tamaño, que comparte espacio con magnolios y otras especies exóticas y autóctonas.

Casa Place Margarita

Construida en 1926, constituye el más completo exponente de la influencia norteamericana en los criterios de los constructivos de los indianos. Su promotor fue Manuel Fernández López, nacido en Ribadeo, que emigró a Florida, hizo fortuna en el sector de la construcción. Allí fue diseñada la casa que levantó en A Devesa y desde donde importó varios materiales.

Círculo Habanero

Edificio promovido por la Sociedad de Instrucción y Recreo de A Devesa como edificio social y centro de recreo y cultura.
Inaugurado en 1921, su recinto acogía además dos escuelas en las que se impartían clases gratuitas a niños y niñas de la parroquia y del entorno.