Ruta del Camino de Santiago

Camino de Santiago

La etapa por tierras ribadenses es un trayecto de unos 16 km que se inicia en el puerto, desde donde el peregrino ascenderá por la calle Amando Pérez, antiguamente calle Mayor, hacia el casco histórico de la villa, que se alza sobre una atalaya natural desde la que se puede divisar la belleza de la ría que le da nombre, para penetrar después en su importante conjunto arquitectónico medieval y moderno.
Desde aquí, el Camino continúa por una antigua ruta, quizás romana o tardorromana, que además era a principal vía de acceso al interior de Galicia y a la antigua capital de Mondoñedo, y que nos llevará a Vilanova de Lourenzá. 

El Puerto

Los peregrinos venían por tierra desde Francia, o por mar procedentes de países atlánticos. Una vez llegados a Castropol una gran mayoría tenían que embarcarse para cruzar la Ría de Ribadeo y entrar en Galicia por Santiago de Vigo, la vieja “Ripam Euve”, Ribadeo en la actualidad. 
Barcas ubicadas en diferentes puntos de la ría de manera gratuita permitían el paso de una parte a la otra. De estas barcas, de la que mayores referencias tenemos es de la del matrimonio Bela (siglo XII), que tenía que llevar y traer a los transeúntes por Porto Xulián (en la actualidad Porcillán). 

La Villa

Ascendemos por la calle Amando Pérez -antiguamente calle Mayor- hasta el casco histórico de la villa con su relevante patrimonio arquitectónico, medieval y moderno.
Finalizada la subida, el Camino llega a la Plaza de España. Alrededor de esta plaza se alzan construcciones que permiten recorrer la historia de Ribadeo, como el Pazo de Ibáñez, la Torre de los Moreno, el Convento de Santa Clara y la Iglesia Parroquial de Santa María do Campo. De visita obligada para el peregrino, la Iglesia Parroquial de Santa María do Campo fue parte del antiguo convento franciscano fundado, según la tradición, por Francisco de Asís.

El Interior

Abandona el Camino el Casco histórico por la calle San Francisco encaminándose hacia la Capilla de San Lázaro. Es lo único que se conserva del antiguo hospital del mismo nombre que existió desde el siglo XIV para la atención de enfermos de lepra. Desde aquí, el Camino continúa por una antigua ruta, quizás romana o tardorromana, que además era la principal vía de acceso al interior de Galicia y a la antigua capital de Mondoñedo, y que nos llevará a Vilanova de Lourenzá.
El peregrino cruzará las parroquias de Ove, donde la antigua Orden de los Caballeros Hospitalarios tuvo una de sus casas dependiente del Hospital de Portomarín, Covelas y Arante. 

A Ponte

En esta última, en el barrio de A Ponte, la visita al Santuario de Nuestra Señora de las Virtudes es obligada.
Se trata de un santuario muy venerado y visitado por los fieles debido a la fama de milagrosa de su virgen. El origen de este templo es de finales del siglo XIV, aunque fue reformado en los siglos posteriores.
Este templo conserva un rico patrimonio en pinturas murales tardomedievales, así como un singular exvoto pintado que relata la intervención milagrosa de la Virgen a favor del navío Santa Catalina en 1595.

Descúbrela

Descarga la App de RibadeoXNatural y conoce esta y otras rutas naturales.