Navidad

Vecinos y visitantes saben que en estas fechas la villa ofrece una gran cantidad de encantos que la convierten en un destino ideal para ir de compras aprovechando su variedad y dinamismo comercial, dejarse llevar por el ambiente mágico de su Mercado navideño, disfrutar del colorido del alumbrado de sus calles y plazas mientras se escucha el sonido de los villancicos, o degustar lo mejor de nuestra gastronomía de temporada.
Todas estas cosas son la carta de presentación de cómo se vive la Navidad en Ribadeo.

Mercado de Navidad

El mercado es sin duda uno de los grandes atractivos de la navidad ribadense y donde encontrarás ese regalo especial con el que sorprender en estas fechas.
Cuenta con una gran variedad de puestos, donde artesanos, creadores y productores tanto de Ribadeo cómo de la comarca, en su mayoría, nos muestran sus trabajos y ofertan productos de artesanía – cerámica, joyería, juguetes o costura-, de decoración de navidad o de alimentación –embutidos, dulces, chocolates o productos de panadería.
A su alrededor se desarrolla un amplio programa de actividades culturales que incluye tanto actuaciones musicales, teatrales, de magia o de títeres para todas las edades y que se complementan con talleres para los más pequeños.

Tradición Belenista

La visita a los diferentes belenes que se instalan en la villa es una tradición arraigada en Ribadeo. Adornando estas fiestas navideñas, en diferentes capillas e iglesias podremos visitar significativos belenes fruto del trabajo de diferentes colectivos y asociaciones locales:
 
– Belén de la Iglesia de la Tercera Orden.
– Belén de la Iglesia Parroquial Santa María do Campo.
– Belén de la Agrupación Belenista de Ribadeo.

San Silvestre

Otro de los eventos clásicos navideños.
Con más de treinta ediciones a sus espaldas, nuestra San Silvestre reúne tanto a niños como a jóvenes y mayores que aprovechan para despedir el año practicando su deporte favorito por las principales calles de la villa.

Festival de Jazz&Blues

El Festival de Jazz y Blues de Ribadeo, que va ya por su séptima edición, es una de las grandes citas musicales de la villa. Ofrece un cartel diverso, manteniendo la calidad que siempre busca, acercando los mejores grupos de blues, jazz y música de raíz americana.
El festival se acompaña de otras actividades como exposiciones, conferencias, mesas redondas, mesas de cine y mercado de discos.